ArburgGREENworld, la sede de inyección de plástico en el bosque

Analizaron aspectos de la economía circular y la conservación de los recursos

Cómo pueden ir de la mano los plásticos y el medio ambiente fue el tema central de una conversación que mantuvieron durante una caminata por el norte de la Selva Negra de Gerhard Böhm, director de ventas de Arburg y el presentador de Plas.TV, Guido Marschall. Durante el paseo de verano por el norte de la Selva Negra, los dos expertos en plásticos hablaron sobre los proyectos actuales relacionados con la economía circular y el potencial futuro que ofrece el uso del plástico como material reciclable para ahorrar recursos. Los dos también destacaron la filosofía y los valores de Arburg y los objetivos que persigue el programa arburgGREENworld.

La filmación tuvo lugar en la región donde se ubica la sede de Arburg en Lossburg, que incluye las altas altitudes de la Selva Negra septentrional y el parque nacional que la acompaña. El vídeo en alemán se puede consultar en la mediateca del sitio web de Arburg (www.arburg.com/de/mediathek/videos/aktuellste-videos/) y en el canal de YouTube “ARBURGofficial”.

Paseo “sostenible” a través del norte de la Selva Negra: En julio de 2020, Gerhard Böhm (izquierda), director general de Ventas de Arburg, dio una fascinante visión sobre el tema de los plásticos y el medio ambiente en una conversación con la emisora de plásticos Plas.TV.

El plástico pertenece al sistema de reciclaje

“Un mundo sin plásticos es apenas concebible hoy en día”, según Guido Marschall. Dado que el material no sólo desempeña un papel importante en la tecnología médica y de envasado, sino también en la vida moderna, ayudando al planeta a hacer frente a un gran número de personas, la pregunta inicial del presentador es por qué la imagen de la industria se había deteriorado. “El material es de tan alta calidad y duradero que no desaparece por sí solo cuando se desecha”, responde Gerhard Böhm, mencionando también una posible solución: “El reciclaje ha funcionado durante mucho tiempo en lo que respecta a los metales, el papel y el vidrio. Necesitamos tratar el plástico como un material reciclable también, y establecer una economía de reciclaje que funcione para ello”.

foto

Los reciclados abren nuevos modelos de negocio

Böhm cree que el plástico en sí no es el problema, es más bien que el material se está eliminando de forma incorrecta, o no se está eliminando en absoluto. “Si los productos de valor añadido pueden ser hechos de materiales reciclados, entonces el plástico se recoge en lugar de ser tirado como basura. Muchos países podrían desarrollar nuevos modelos de negocio a partir de esto y ganar dinero”, insiste. “Sin embargo, la generación de valor a partir del plástico comienza aquí con nosotros. La industria del plástico está abordando esto desde la base. Junto con las empresas de gestión de residuos, ya hemos desarrollado enfoques y soluciones técnicas”.

Convertirse en un proveedor de sistemas con aAburgGREENworld

Cuando se le pregunta cómo Arburg maneja el equilibrio entre el medio ambiente y los plásticos con su programa ArburgGREENworld, Böhm explica: “No podemos simplemente mirar lo que producimos y cómo lo distribuimos. En su lugar, queremos utilizar ArburgGREENworld para recorrer un camino hacia convertirse en un proveedor de sistemas que garantice la sostenibilidad como parte de la economía circular. La estrategia de una sola localización de Arburg es muy beneficiosa.” Böhm añade que Lossburg genera mucha energía verde y las máquinas se producen con bajas emisiones y una huella de carbono relativamente pequeña. La empresa participa activamente en varios proyectos, como el marcado de plásticos para su reciclaje, por ejemplo.

Comprometidos con el medio ambiente

“Estamos orgullosos de participar activamente en el cambio”, dice Böhm, explicando que esto se extiende a toda la empresa y también tiene que ver con la ubicación. “Nuestros empleados están rodeados de naturaleza y viven y trabajan en el campo. Nos sentimos comprometidos con el medio ambiente”. El director general de Arburg ve el plástico como un componente elemental del futuro: “Quizás dentro de 20 años tendremos plásticos que estén hechos de componentes orgánicos o que puedan ser procesados en un nuevo material, entonces no tendríamos que trabajar con residuos. Pero ciertamente tendremos una economía circular en funcionamiento mucho antes”.