Stratasys ofrece impresión 3D a escala de producción

Stratasys ofrece tecnología SAF para la impresión 3D a escala de producción

La tecnología Selective Absorption Fusion (SAF – fusión por absorción selectiva) impulsará las nuevas impresoras 3D de la serie H al tiempo que Stratasys pone el foco en el creciente mercado de piezas de producción en serie impresas en 3D

Stratasys Ltd., especialista en soluciones de impresión 3D de polímeros, ha publicado los primeros datos sobre su próxima línea de impresoras 3D basadas en fusión de lecho de polvo. La nueva plataforma de producción H Series estará impulsada por la tecnología Selective Absorption Fusion, específicamente diseñada para satisfacer las necesidades de fabricación de gran volumen. Se prevé que las impresoras 3D basadas en la tecnología SAF estén disponibles comercialmente el tercer trimestre de 2021.

foto
La nueva plataforma de producción H Series estará impulsada por la tecnología Selective Absorption Fusion, específicamente diseñada para satisfacer las necesidades de fabricación de gran volumen.

SAF es una nueva tecnología industrial de fabricación aditiva que ofrece un rendimiento de nivel de producción de piezas finales. Como colofón a más de 10 años de investigación y desarrollo, las impresoras 3D basadas en SAF ofrecen un coste competitivo por pieza en el nivel de producción, además de calidad, uniformidad y fiabilidad de las piezas, lo que garantiza altos niveles de satisfacción y eficiencia en producción.

La tecnología SAF utiliza un rodillo de rotación inversa para recubrir capas de polvo sobre un lecho de impresión e imprime fluido de absorción para formar imágenes de las capas de la pieza. Las capas de la imagen se fusionan pasando una lámpara de infrarrojos por todo el tramo del lecho de impresión. La tecnología SAF realiza estos pasos clave del proceso en la misma dirección a través del lecho de impresión para proporcionar una experiencia térmica uniforme y, por lo tanto, conseguir uniformidad en todas las piezas impresas, independientemente de su ubicación durante la impresión.

Gestión eficiente y uniforme del polvo

El innovador sistema de gestión de polvo Big Wave de la tecnología SAF garantiza que el polvo necesario se distribuya siempre en todo el lecho de impresión, manteniendo una gran ola de polvo térmicamente estable. Todo el polvo sobrante recircula rápidamente, lo que disminuye la exposición térmica del polvo y reduce el envejecimiento del mismo. Gracias a ello, la cantidad de polvo fresco necesario es menor, con lo que se reducen los costes de explotación.

foto
La tecnología SAF consigue uniformidad en todas las piezas impresas, independientemente de su ubicación durante la impresión.

Fluido de absorción de energía eficaz con cabezales de impresión industriales

La tecnología SAF se utiliza para inyectar discriminadamente fluido HAF de alta absorción de energía en las zonas de una capa de material en forma de polvo en una sola pasada completa por el ancho de la pieza. Los cabezales de impresión piezoeléctricos industriales inyectan una o varias gotas del fluido para producir detalles precisos o grandes áreas, sin detrimento del rendimiento. Esta tecnología admite fluidos funcionales únicos y altamente especializados para procesar un amplio conjunto de tipos de polvo. Para fusionar las zonas seleccionadas y las partículas subyacentes se irradia energía infrarroja. El estricto control térmico evita el alabeo y la pérdida de calidad, y reduce las temperaturas máximas requeridas en el lecho, lo que hace que la tecnología SAF sea ideal para la producción.

“La impresión 3D está transformando cada vez más la producción en sectores de todo el mundo a medida que las empresas pretenden aumentar su agilidad y eficiencia, por lo que hemos convertido las piezas de producción en el foco de nuestra estrategia comercial”, afirma Omer Krieger, vicepresidente ejecutivo de estrategia de producto y desarrollo corporativo de Stratasys. “La tecnología SAF supone una innovación importante que abre nuevas oportunidades para hacer frente a aplicaciones en sectores como el de la automoción, los bienes de consumo y electrónica, y los equipos industriales. El resultado es que permitiremos que muchas aplicaciones abandonen la fabricación tradicional y también daremos paso a la creación de productos que solo se pueden producir de forma aditiva”.

foto
El estricto control térmico evita el alabeo y la pérdida de calidad, y reduce las temperaturas máximas requeridas en el lecho, lo que hace que la tecnología SAF sea ideal para la producción.

Según un análisis de mercado interno de Stratasys, las aplicaciones de fabricación muestran el mayor potencial de crecimiento en la industria de la impresión 3D, alcanzando aproximadamente la cifra de 25 mil millones de dólares estadounidenses en el año 2025. De hecho, CONTEXT estima que los ingresos por impresoras basadas en tecnología de lecho de polvo de polímero se verán incrementados en una tasa de crecimiento anual del 21 % de 2020 a 2024. Junto con las impresoras 3D basadas en FDM y Origin P3, Stratasys ocupa una posición estratégica para atender la mayoría de las aplicaciones de fabricación, desde herramientas hasta piezas finales en distintos sectores.

Stratasys está desarrollando la plataforma de producción H Series con tecnología SAF para ampliar las aplicaciones a las que puede servir en muchos sectores. La tecnología, por su naturaleza, es capaz de procesar una amplia variedad de materiales, como poliamidas y elastómeros, y las relaciones de Stratasys con las principales empresas químicas facilitarán el camino para llevar nuevos materiales al mercado rápidamente.

Stratasys va a mantener una conversación en directo en LinkedIn y Facebook el 7 de abril, durante la cual los líderes de Stratasys y el profesor Neil Hopkinson, director de tecnología de Xaar 3D e inventor original de la tecnología que hay detrás de SAF, compartirán más información y responderán a preguntas sobre la tecnología, su historial de desarrollo y su papel en el catálogo de Stratasys.